Hay veces que una imagen vale más que mil palabras.

Por eso decidimos contarles a través de las fotos algunas de nuestras experiencias. 

La segunda vez que visitamos Cabo Polonio recorrimos sus dunas caminando desde el pueblo de Valizas. Son casi siete kilómetros en los que atravesamos dunas y recorrimos la hermosa costa de este área protegida. Lo hicimos en compañía de la familia con la que nos quedamos en Sierra de Rocha realizando el WorkAway. Adultos y niños lo pasamos genial saltando, deslizándonos y paseando por las montañas de arena que caracterizan a este Parque Nacional.

Valizas y Cabo Polonio están separados por siete kilómetros de dunas y un río. Se cruza en una barca. 

Barca para cruzar desde Valizas a Cabo Polonio

Empezamos el recorrido con mucha energía.

Comenzando el paseo

Paseo a Cabo Polonio

Paseando en las dunas

Y nos deslizamos unas cuantas veces por las dunas.

Los niños deslizándose en las dunas

Dunas

Caminando y deslizándonos en las dunas

Paseando por las dunas

Corrimos por la arena.

Corriendo por la arena

Trepamos por rocas.

Trepando rocas

Gaviotas posadas

Algunos también se divirtieron acechando a las gaviotas…

Acechando a las gaviotas I

Acechando a las gaviotas II

Acechando a las gaviotas III

Acechando a las gaviotas IV

Acechando a las gaviotas V

Corriendo a las gaviotas

Observando a las gaviotas volar

Ya más cansados, caminamos dispersos, cada uno a nuestro ritmo.

Paseando tranquilos

Él gigante. Cabo Polonio a la vista.

Él gigante y Cabo Polonio por detrás

Descansando con vistas a Cabo Polonio

Las olas y el viento sucundún, sucundún, la espuma del mar shalalalalala.

la espuma del mar

Por la orilla

Por la orilla

Por la orilla

Llegamos a Cabo Polonio y nos instalamos a observar a los lobos marinos. 

Lobos marinos

Terminamos el día en familia, de la mejor manera posible. ¡Gracias familia Lauburu!

La familia Lauburu y nosotros