Los 8 principales miedos al hacer un gran viaje y cómo superarlos hoy mismo
5 (100%) 1

¿Tienes miedo a hacer un gran viaje?

¿Cada día sueñas con ese gran viaje de tu vida, pero el miedo te impide actuar?

¿Te sientes inseguro e incapaz de llevar a cabo ese viaje?

No creas que eres el único por tener ese miedo a salir en busca de tus sueños. De hecho, todos compartimos miedos parecidos. Nosotros también los tuvimos cuando decidimos salir a cumplir nuestro sueño de hacer un gran viaje.

La diferencia es que nosotros aprendimos a combatir esos miedos, hicimos que nuestros sueños fueran más fuertes que ellos.

Es posible que si estás leyendo esto es porque tu mayor sueño es hacer un gran viaje, sabes que serías feliz haciéndolo, pero no eres capaz porque el miedo te paraliza.

Es por eso que hoy en el mundo de pe a pa queremos ayudarte a reconocer los principales miedos antes de realizar un gran viaje para que puedas superar la ansiedad de viajar hoy mismo.

¿Qué es el miedo y por qué es útil?

El miedo es el dolor emocional.

¿Alguna vez has pensado por qué te duele el dedo cuando lo acercas a una llama ardiendo? El dolor te avisa de que, si continúas haciendo eso, finalmente tu piel y los tejidos debajo de ella van a sufrir un daño.

El organismo te avisa del daño que va a venir para que tú puedas prevenirlo. Para que alejes el dedo del fuego. El dolor es el mecanismo de defensa que ha adquirido tu organismo para alejarte del posible daño físico.

El miedo es exactamente igual. Solamente que aplicado a las emociones.

Miedo de salir a viajar

El miedo es una sensación que aparece para tu supervivencia. Nos dan miedo las cosas que ponen en peligro nuestra integridad física y también emocional.

El miedo está ahí para salvarnos, para que no nos alejemos demasiado de la cueva donde nos encontramos seguros. Está ahí por y para nuestra supervivencia como individuos y muy especialmente como especie.

El miedo es quedarse estático. El miedo paraliza. La función del miedo es que te quedes dentro, bien acurrucado, en la zona de confort. 

 

¿Qué es la zona de confort y por qué nos impide cumplir nuestros sueños?

La zona de confort es eso que antes he llamado cueva. Ese lugar donde te sientes seguro. Lo que conoces. Lo que te han enseñado que es lo correcto y que debes hacer con tu vida. También es lo que ves que hace la gente a tu alrededor con las suyas.

Es fácil quedarse aquí. Es cómodo. Se está bastante bien.

Estás con la gente que conoces que, aunque a veces no te satisface del todo, son los de toda la vida. Y estudias una carrera, buscas un trabajo que ocupe muchas horas de tu día y esperas ansioso a que llegue el fin de semana para poder sentirte vivo. Y el domingo refunfuñar sobre todo y vuelta a empezar.

Pero es cómodo, es sencillo, es conocido y muy especialmente es seguro, muy seguro quedarse aquí.

Zona de confort

qué bien se está en la zona de confort

 

Es en esta zona de confort donde los seres humanos tenemos la sensación de seguridad y, fuera de ella, nos sentimos incómodos. Pero también es en esta zona de confort donde apenas hay desarrollo personal.

Por eso, si consigues salir de esta zona de seguridad y confort, es ahí donde ocurre la magia.

 

¿Y por qué cuesta tanto salir fuera de la zona de confort?

Sobre todo, se debe al miedo. El temor paraliza. Hace que te hagas una idea de la realidad que puede que no tenga nada que ver con lo que ocurre de verdad.

También influyen los estímulos externos. Personas que intentan convencerte de que estás loco y de que lo que vas a hacer es imposible y muy peligroso.

Los medios de comunicación influyen mucho. Solo muestran las cosas malas que ocurren en el mundo, todo lo que está fuera de la zona de confort, pero casi nunca enseñan las cosas hermosas que pueden suceder ahí afuera.

Es cierto que ocurren cosas malas en el mundo, eso es inevitable. Pero por cada cosa mala que sucede, ocurren muchísimas más cosas buenas. Simplemente no se escucha hablar de ellas.

 

¿Qué ocurre fuera de la zona de confort?

Pero ¿qué pasa si sales fuera?

Realmente piénsalo, ¿qué pasaría si salieras de la cueva?

Correrías riesgos, claro. Pero ¿no es también un riesgo echar la vista atrás en algún punto y arrepentirte del tiempo que no has aprovechado?

¿Crees realmente que esa sensación de seguridad que da la cueva (o la zona de confort) es real? Quizá una parte sí, porque te enfrentas sólo a lo que conoces y ya tienes las herramientas para enfrentarte a ello. Pero tampoco del todo.

Fuera de tu zona de confort se encuentra el desarrollo personal. Piensas que una vez que salgas de la zona de confort no habrá vuelta atrás. Estarás en lo salvaje, estarás expuesto y ya nunca podrás volver a la cueva. Y, en parte, es cierto.

Porque una vez que hayas salido fuera, habrás aprendido del entorno, habrás incorporado muchas nuevas herramientas para enfrentarte a los nuevos retos y situaciones. Y no hará falta que vuelvas atrás, porque tu cueva se habrá expandido. Con todo lo que ello puede implicar tanto a nivel personal como profesional.

Que quede bien claro. Salir de tu zona de confort no tiene porqué ser necesariamente hacer un gran viaje. Pero hacer un gran viaje es necesariamente salir de tu zona de confort.

Este vídeo de Inkwonation te explica claramente.

¿Te atreves a soñar?

Los 8 miedos más comunes al hacer un gran viaje y cómo superarlos

Hemos identificado al menos 8 miedos que deben ser los más habituales entre aquellos que se plantean hacer un gran viaje.

Para hacerlo, hemos tenido en cuenta nuestros propios miedos antes de salir y también los miedos de hacer un gran viaje por los que la gente nos pregunta al hablar del viaje.

Te vamos a contar un poco sobre cada uno de estos miedos que nosotros tuvimos y cómo logramos superar cada uno de ellos. No hay una fórmula mágica, pero esperamos que a través de nuestra experiencia puedas animarte a enfrentarte al miedo y seguir adelante con tus sueños.

 

1. Miedo a causa  del dinero

Probablemente esta sea la mayor preocupación cuando alguien sueña con viajar.

Pensarás: “Si, si, hacer un gran viaje está muy bien, pero eso es para los que tienen mucho dinero”. No te vamos a mentir. Viajar no es gratis. Nos guste o no, necesitamos el dinero para vivir. Pero viajar tampoco es sólo para ricos, sino nosotros nunca lo hubiéramos podido hacer.

Las preguntas que seguramente te estarás haciendo son:

 

1. ¿Cuánto dinero voy a necesitar para hacer un gran viaje?

Esta pregunta también es bastante subjetiva.

Todo dependerá del tiempo que viajes, de los países que decidas recorrer, del medio de transporte que vayas a utilizar, de dónde decidas alojarte, qué decidas comer y visitar.

Seguro que piensas que viajar por mucho tiempo es súper caro, solo para millonarios.

Pero al contrario de lo que piensa la mayoría de las personas, hacer un gran viaje no es tan caro como parece. Si nos diesen 1€ por cada vez que nos han preguntado si somos ricos, ya lo seríamos.

En nuestro caso, gastábamos más dinero durante un mes estando en casa con los gastos cotidianos que viajando un mes por Sudamérica.

Para poder calcular este presupuesto es necesario que puedas responder a muchas de las preguntas anteriores y hagas un cálculo basándote en otras personas que hayan hecho ya un viaje similar al que vayas a hacer tú.

De esa manera podrás hacerte una idea de cuánto dinero necesitarás para que puedas preparar un presupuesto para el viaje y así saber cuánto dinero te hará falta durante el tiempo que estés viajando.

 

2. ¿Y si me quedo sin dinero durante mi gran viaje? ¿Qué pasa si esto ocurre?

Claro que puede ocurrirte que te quedes sin dinero durante el viaje. Depende de cómo y por qué ocurra, la solución será distinta.

Si durante tu gran viaje solo quieres utilizar tus ahorros para financiarte, la solución es dejar un dinero reservado, que no tocarás en ninguna circunstancia.

Ese dinero tiene que ser el equivalente a un pasaje de vuelta a tu casa más un extra para imprevistos.

De esta forma sabes que, si te quedas sin fondos, si estás cansado de viajar, o si ocurre alguna cosa que te haga querer volver a casa, siempre tendrás ese resguardo para hacerlo.

Puede suceder también que decidas continuar viaje a pesar de tener poco dinero. En este caso, deberás intentar ganarlo en el camino. Esto no tiene porqué ser algo trágico, pero si lo ves de esta forma, entonces te recomendamos que sigas el consejo anterior.

Hay mucha gente que, de hecho, no ahorra antes de salir de viaje. Sino que van de un destino a otro haciendo intercambios en distintos lugares, trabajando de artesanos o haciendo muchas otras actividades.

De todas maneras, existen muchos trucos y formas de hacer que tu gran viaje sea lo más económico posible para alargar tus ahorros al máximo, ya te hablaremos más detenidamente de ello en otros artículos.

 

2. Miedo por mi seguridad 

¿Y si me hacen algo malo: robo, secuestro, violación…?

Tener miedo durante un gran viaje a que te suceda algo malo es natural. Pero piensa en algo. ¿Crees que ninguna de estas cosas puede sucederte estando en casa? Claro que no, ¿cierto?

En este tema evita caer en los extremos. No creas que el mundo es tan malo como te lo cuentan, eso es una gran mentira. Hay mucha más gente bondadosa y dispuesta a ayudarte de lo que creerías. Sin embargo, tampoco hay que ser ingenuo y plantarse en el medio de un país en guerra esperando ser bienvenido.

Antes de viajar debes informarte sobre la situación del país. Preferiblemente que la información sea de otros viajeros experimentados que hayan estado ahí recientemente. También puedes informarte a través de la embajada de tu propio país.

No te fíes de todo lo que oigas (sobre todo en periódicos y telediarios) e intenta generar tu propio criterio. Sobre todo, hazle mucho caso a tu sentido común, si ves que el barrio en el que estás no tiene buena pinta sal de allí o si la persona que te paró haciendo autostop no parece de confianza no te subas al vehículo.

“Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye hay millones de caricias que alimentan a la vida”. 

Facundo Cabral

O, dicho de otra forma, el mundo está lleno de gente buena, pero los malos hacen mucho más ruido.

 

3. Miedos sobre mi salud

¿Y si me pongo enfermo o tengo un accidente?

Es otro de los miedos recurrentes entre los viajeros. Y es natural, porque es miedo a perder la integridad física. Y que, además eso suceda lejos de casa y de todo lo que conoces, hace que sea mayor ese temor.

¿No crees que estando en casa pueden enfermarte o tener un accidente también?

Te escucho rebatirme: “Pero en otros países las condiciones de higiene son peores…” o “En otros países hay enfermedades que no hay en el mío”. Y no te falta razón. Es por eso que vamos a recomendarte dos cosas:

 

1. Sigue las recomendaciones de salud de médicos y viajeros

Antes de salir a hacer un gran viaje tendrás que pasar por el Centro de Vacunación Internacional (en el caso de que seas español) para que te vacunen.

Allí, te atenderá un médico que te hará recomendaciones sobre cómo prevenir que contraigas todas esas enfermedades diferentes de las que hay aquí.

Además, cuando te vayas moviendo verás cómo se comportan otros viajeros que conozcan mejor que tú el país. Y también observa a los locales.

Por ejemplo, en los lugares donde hay muchos mosquitos verás que los locales por mucho calor que haga llevarán siempre pantalones largos y zapatos cerrados. Cópialos, esto te ayudará a prevenir posibles disgustos.

 

2. Contrata un seguro de asistencia en viajes

En caso de que todas las medidas de prevención que hayas tomado, no hayan sido suficientes. O que te pique algo o que tengas un accidente. Para cualquier circunstancia en la que te ocurra algo, tener un seguro médico te dará mucha tranquilidad.

Nadie está a salvo de que algo así ocurra. Pero teniendo un seguro, sabrás que podrás acudir a un centro médico y no dejarte allí todo el dinero que tenías pensado utilizar para viajar.

Lo más difícil de estas situaciones puede ser encontrarte lejos de tus seres queridos.

Piensa que estas situaciones pueden ser un momento muy fuerte de aprendizaje (dentro de todos los que son propios de hacer un gran viaje) y que, en el peor de los casos, siempre puedes utilizar tu reserva de dinero para volverte a casa.

 

4. Miedo a la incertidumbre

La incertidumbre sobre lo que ocurrirá durante el viaje y después es inevitable.

Estamos acostumbrados a sentir que lo tenemos todo bajo control y eso nos hace sentir seguros.

Antes del viaje esa incertidumbre es la que nos provoca mayor sensación de vértigo y es también la que nos hace estar clavados de alguna manera a nuestra zona de confort.

¿Seré capaz de afrontar el viaje?, ¿cómo me voy a desenvolver en el camino?, ¿encontraré sitios para dormir?, ¿qué pasa con el dinero? Y así hasta el infinito y más allá como Buzz Light Year.

Miedo por lo que hay ahí fuera

El punto está en que, todas las respuestas a esas preguntas no las vas a encontrar en el salón de tu casa, sino en el propio camino. Créeme si te digo que la solución a todos los pequeños problemas que nos generan esa incertidumbre, vienen junto al propio problema.

Por ejemplo, a nosotros nos daba mucha seguridad saber dónde íbamos a dormir cada noche, o si no lo sabíamos nos asegurábamos el llegar al nuevo destino con suficiente antelación como para poder encontrar un sitio sin problemas. Dormir en la calle era una de las cosas que no deseábamos y buscamos una forma de eliminar esa incertidumbre que no nos gustaba.

No tiene por qué ser tu caso. Es simplemente un ejemplo para que veas que el grado de incertidumbre puede ser controlado.

Es el camino el que da soluciones a cada uno de los problemas que nos generamos, y poco a poco la incertidumbre va desapareciendo porque, al salir de tu zona de confort, vas adquiriendo las herramientas necesarias para afrontarla.

Viajando descubrirás que la incertidumbre es algo mucho más fácil de llevar de lo que parece. Y que tú también puedes poner cierto grado de estabilidad a tu viaje.

Aprenderás a conocer y a convivir con la incertidumbre más de cerca. Y aunque es posible que no se convierta en tu mejor amiga, seguramente aprendas a quererla y respetarla. Darle el lugar que se merece.

 

5. Miedo a volar

Es verdad que este miedo no es exclusivo de los grandes viajes, pero es una de las fobias más recurrentes de las personas que quieren viajar.

Es verdad que despegar tus pies a 10 km del suelo puede ser terrorífico. Pero también es verdad que si nos atenemos a las estadísticas, el avión sigue siendo el medio de transporte más seguro que existe.

Por ejemplo, el año 2017 fue el mejor de la historia de la aviación. Durante este año solo hubo 10 accidentes mortales en todo el mundo con 44 fallecidos.

Si lo comparamos con las cifras de fallecidos en carretera solo en Europa que ascendieron a 26.000 personas, deja muy claro que el avión no es tan peligroso como nuestra mente nos quiere hacer creer.

 

6. Miedos derivados de mi personalidad

La personalidad de cada uno es otro factor que puede generar miedo. Este miedo puede aparecer si eres una persona más bien insegura, introvertida o tímida.

Quizá creas que no serás capaz de interactuar con la gente y de comunicarte. Crees que para poder hacer un viaje de este tipo tienes que pasar todo el tiempo con otra gente e interactuar siempre.

Pero esto no es así. No nos cansaremos de repetir que no hay que ser un tipo de persona específica para poder viajar. Cada uno desde su forma de ser sacará mayor partido a distintas cosas.

E incluso es posible que descubras que algunas características de tu personalidad que sientas que te limitan, puedan mejorar o incluso desaparecer.

Erlantz, antes de comenzar el viaje, tenía miedo de que le costase entablar relaciones. A mí se me da muy fácilmente empezar a conversar con alguien y le daba miedo que, si yo no estaba junto a él, no podría hacerlo.

Sin embargo, durante el viaje se fue soltando y encontrando la forma de sentirse a gusto en situaciones muy variadas. No me necesitó en ningún momento para poder conocer gente.

Puede que éste no sea tu problema en concreto. Ten en cuenta que el viaje debe adaptarse a lo que tú busques y quieres, y nunca al revés.

 

7. Miedo a viajar solo o sola

Si a todos los miedos anteriores le sumamos el factor de viajar solo y tener que afrontarlos sin compañía hacen que el miedo a viajar solo actúe como factor multiplicador de los otros miedos.

De alguna manera cuando viajamos acompañados tenemos cierta sensación, quizás falsa, de seguridad. al fin y al cabo tenemos a alguien con el que compartir los temores y eso hace que sean más llevaderos. Viajar solos nos hace sentir más vulnerables al tener que afrontar en solitario todos los retos que nos aparezcan durante nuestro viaje.

Y sí, viajando solo todas las responsabilidades, todas las situaciones a superar caerán directamente sobre nuestros hombros.

Pero la realidad es que uno nunca está solo si no lo desea. Durante el viaje te irás encontrando gente local y otros viajeros que estarán en la misma situación que tú con los que poder compartir tu carga y tus temores.

Además, la gente cuando ve que estás solo se atreve a acercarse más a ti, te verán accesible y les darás más confianza que si fueras acompañado. Se preocupan muchísimo más por ayudarte y que estés bien.

Además, viajar solo tiene otras muchas ventajas:

  • Tendrás total libertad de hacer lo que más te apetezca, serás tú y únicamente tú el que marque los ritmos de tu viaje.
  • Conocerás mucha gente nueva, ya que te hará abrirte a más gente que si lo haces acompañado. Conocerás gente con la que compartir tu viaje, personas que te ayudarán en el camino, y lo más seguro que encuentres amistades que durarán toda la vida.
  • Puede que entre toda esa gente encuentres a tu compañer@ de vida. Muchas personas han conocido a su pareja durante sus viajes. Al conocer tanta gente puede que también encuentres a alguien de quien enamorarte.
  • Pasar tiempo solo hará que te conozcas mejor a ti mismo. Conocer facetas de ti que quizás no conocías puede resultar muy interesante y enriquecedor.
  • Te volverás muchísimo más resolutivo. Al tener que enfrentarte directamente a los problemas y situaciones que se presenten durante el viaje conseguirán que te conviertas en una persona mucho más capaz de lo que eras anteriormente.

 

8. Miedo al regreso a casa

Muchas de las dudas a la hora de hacer un gran viaje es qué va a suceder a la vuelta. Este miedo, junto con la preocupación por el dinero y la seguridad, suele ser el que más preocupa y es una de las cosas por las que más nos pregunta la gente.

¡No saber qué pasará con nuestras vidas cuando volvamos del viaje es algo que nos preocupa a todos!

Tengo un trabajo que me gusta, ¿y si cuando vuelvo ya no está? ¿Qué pasa si pido una excedencia y luego me echan? ¿Y si no me quiere contratar nadie porque llevo un tiempo sin trabajar? De una cosa sí puedes estar seguro, el que no va a volver siendo el mismo, eres tú.

Seguramente en un gran viaje cambie tanto tu perspectiva de cómo ves el mundo y la vida, que no desees volver al mismo punto donde te encontrabas antes.

Darse la oportunidad de crecer es algo único. Un gran viaje va a ayudar a tu desarrollo personal como probablemente muy pocas cosas puedan hacerlo. Y ese desarrollo personal puede verse también reflejado en el área profesional.

Puede que ya no quieras ese trabajo que tenías antes y encuentres un camino que te satisfaga mucho más. O puede que durante el viaje hayas desarrollado habilidades que a la vuelta sean atractivas y útiles a la hora encontrar un nuevo empleo.

Nada de esto es seguro. Pero ¿qué hay seguro en la vida?

Superando tus miedos

Superando tus miedos

 

20 razones por las que deberías vencer tus miedos y hacer un gran viaje mochilero

  1. No quieres arrepentirte toda la vida de no haber hecho caso a tu corazón
  2. Deseas una vida diferente y querer es poder
  3. Vida sólo hay una y hay que vivirla
  4. Cada uno vive la vida a su manera y todas son válidas
  5. No esperes que tus sueños llamen a la puerta, ¡sal a buscarlos!
  6. A menudo la vida es demasiado rutinaria y predecible, pero tú necesitas algo más
  7. La aventura puede ser peligrosa, pero la rutina es mortal
  8. Los que se equivocan en el camino son los que llegan más lejos
  9. No te conformas con lo que hay, necesitas algo más y te gustan los retos
  10. Lo tuyo no es pasar mirando la vida que deseas por la pantalla de un ordenador
  11. Y qué si creen que estás loco. Serás un loco feliz
  12. Ni la mejor universidad te enseñará tantas cosas como la vida
  13. Será una experiencia increíble, ¡y lo sabes!
  14. “Más vale malo conocido” es de cobardes. ¡La vida es para los valientes!
  15. Todos los que lo hicieron coinciden en que ha sido la mejor decisión de sus vidas
  16. Tu ciudad seguirá estando en el mismo sitio cuando regreses
  17. Quieres luchar por hacer realidad tus sueños
  18. Tú no te crees todo lo que nos dicen en la tele
  19. Viajando te sentirás vivo, te sentirás libre
  20. Viajar es vivir

Cómo superar los miedos de realizar un gran viaje

Como ves, el tener miedos a la hora de tener que afrontar un gran viaje es totalmente normal, todos los hemos tenido de una manera u otra. El vértigo que produce afrontar algo que sabes que va a cambiar tu vida de manera tan drástica, es inevitable.

Pero nadie dijo que el lanzarte a por tus sueños fuera sencillo. Tus miedos estarán hay para hacerte dudar, harán que tiemblen tus piernas, son parte del proceso de cumplir el sueño de hacer un gran viaje mochilero.

Tendrás que ser consciente de que están ahí, de que quieren protegerte pero que a la vez te van a impedir cumplir tus objetivos.

Para afrontar esta etapa deberás utilizar tu ilusión, para seguir soñando y que todos los días te haga querer dar un pasito más para cumplir ese sueño.

Usa tu fuerza de voluntad con decisión para no desfallecer por el camino y sobreponerte a los contratiemos (que alguno te encontrarás).

Y mientras tanto, deberás ir adquiriendo los conocimientos necesarios para conseguir hacer realidad tu objetivo.

Deja de limitarte a tu zona de confort soñando con ese gran viaje, deja de verlo como un sueño y conviértelo en una meta, en un objetivo. Al transformarlo en un objetivo lo harás real, dejará de ser una ensoñación y trabajarás con la mente fija en esa meta para conseguirlo.

Así que comienza desde hoy mismo y lánzate a cumplir tus sueños o mejor dicho tus objetivos.

Esperamos que te haya gustado y que te sea útil para que te animes a ir a por todas.

¡Nos vemos en la ruta!

Si te ha gustado este artículo compártelos en tus redes sociales y, si quieres seguir inspirándoteplanificando tu viaje, no dejes de leernos.

Responsables: Maite Paz Goicoechea y Erlantz Pérez Rodríguez; Fin del tratamiento: Utilizaremos la información que nos proporcionas en este formulario únicamente para ponernos en contacto contigo; Legitimación: Tu consentimiento; Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal; Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido; Contacto: info@elmundodepeapa.com; Información adicional: Consulta la información detallada sobre protección de datos en nuestra Política de privacidad y en el Aviso legal.

Maite y Erlantz

En 2016 decidimos largarnos a cumplir nuestro sueño de realizar un gran viaje. Estuvimos durante 16 meses recorriendo Sudamérica de pe a pa.

Ahora nos dedicamos a ayudar a otras personas que sueñan con hacer un gran viaje mochilero a que lo hagan realidad, y a que sea todo un éxito como fue el nuestro. Si tú quieres conseguir lo mismo puedes descargar nuestra guía gratuita.

En este espacio encontrarás información sobre cómo planificar un gran viaje y toda la información práctica de los destinos que visitamos.

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

Share This