De mayor quiero ser… nómada digital
3.7 (73.33%) 3

Lo afirmo, con contundencia y rotundidad. De mayor (es decir, YA) quiero ser nómada digital. 

Jamás me hubiera imaginado deseando dedicarme a algo que no fuera a ser juez, bióloga, profesora o cualquier otra profesión de las de toda la vida. Supongo que será porque cuando nací los ordenadores estaban recién empezando a convertirse en personales y el concepto de Internet no lo teníamos del todo claro.

La realidad es que en estos últimos 20 años el mundo de Internet y las telecomunicaciones ha cambiado muchísimo, dándonos muchas más posibilidades de las que considerábamos en los años 90 (para otros como Erlantz incluso antes).

Es por eso que habiendo ya cumplido dos años nuestro pequeñín, el mundo de pe a pa, nos hemos decidido a darle un nuevo rumbo y, en el camino, transformarnos nosotros también.

Queremos contarte cuál ha sido todo el proceso, para que entiendas la transformación de este espacio y aquella que queremos conseguir nosotros.

Un gran viaje, el preludio de una gran historia

Tomar la decisión de irnos juntos a hacer un gran viaje mochilero no fue algo tan sencillo (si quieres conocer los detalles te contamos toda la historia en la sección acerca de nosotros). Pero lo importante es que aunque nos costó, finalmente conseguimos prepararnos y salir a viajar.

Unos meses antes de comenzar el viaje, abrimos este blog. Un espacio en el que esperábamos poder compartir todas nuestras experiencias, todo el conocimiento que fuéramos adquiriendo en el camino, para poder ayudar a otras personas. También lo sentíamos como un espacio donde reflejar nuestras reflexiones y relatos del viaje, casi como un diario para no olvidar nunca lo que estábamos seguros que viviríamos.

La idea no era mala. Pero la realidad de tener un blog de viajes es muy distinta a la que se ve desde fuera. Mientras viajábamos nos resultaba muy difícil ponernos a escribir.

Los motivos eran variados. A veces no salían las palabras porque teníamos que procesar lo que vivíamos antes de poder expresarlo. Otras veces nos parecía mal decir a la gente que nos alojaba que necesitábamos un tiempo y un espacio para hacerlo.

Al fin y al cabo, el blog no era más que un hobby, algo que hacíamos por amor al arte. ¿Cómo íbamos a tomarnos unas horas para escribir para gente que ni conocíamos, teniendo a nuestro anfitrión ahí al lado con ganas de llevarnos a conocer algún lugar especial?

Y el último (y quizá más evidente) problema, la falta de Internet. Que muchas veces generaba que subir un par de fotos al artículo se convirtiera en una auténtica locura.

Además de todos estos problemas, a medida que iba avanzando el viaje y nos llenábamos de vivencias increíbles, comenzamos a sentir que nos estaba faltando un propósito que cumplir. No queríamos continuar viajando por viajar. Que no está mal, para nada. Pero para nosotros hacía falta algo más, aunque no sabíamos bien qué.

Comenzamos a buscarnos, a hacernos muchas preguntas. Hablábamos entre nosotros y muy especialmente con otros viajeros.

Tomamos la primera decisión

Hace poco mas de un año nos lanzamos. Decidimos dejar de dar vueltas, dejar de pensar qué era lo que estábamos buscando y comenzar a hacer acciones para acercarnos a nuestro objetivo.

¿Cuál era este objetivo?

Transformarnos en nómadas digitales.

Ser nómada digital no es una profesión en sí misma. Sino el hecho de poder trabajar gracias a los medios digitales sin tener una localización geográfica permanente.

¿Y qué fue lo que nos llevó a querer convertirnos en nómadas digitales? Principalmente fue el darnos cuenta que deseábamos continuar moviéndonos, que el planeta en el que vivimos es una maravilla y deseamos continuar conociéndolo.

Este pensamiento derivó en que la única manera de poder hacerlo sería ganando el Euromillones (con lo que no estamos teniendo suerte de momento) o trabajando para hacerlo realidad.

Como la suerte es para los perdedores (?) y el trabajo para los exitosos, nosotros decidimos rompernos el culo trabajando para poder vivir donde queramos (que no necesariamente vivir viajando, pero posiblemente a ratos).

¿Y qué hicimos para acercarnos a ese objetivo? Invertir en formación, como no podía ser de otra manera. Nos convertimos en alumnos de la Escuela Nómada Digital, un espacio desde donde accedimos a una formación que nos permitiría cambiar el rumbo y seguir educándonos de por vida para poder transformarnos en aquello que ya sabíamos que deseábamos: nómadas digitales.

Un millón de pasos erróneos

Entrar en una comunidad de gente que busca lo mismo que tú o similar es muy motivador. Especialmente porque este camino que elegimos muchas veces puede sentirse algo solitario (y eso que nosotros lo hacemos en pareja).

Pero es solitario porque nadie a tu alrededor entiende que hayas tomado la decisión de dejar un trabajo que te proporcione un buen sueldo por hacer algo que, de momento, no te da ni un duro. Ni que te pases horas y horas delante de un ordenador haciendo a saber qué. Y, por supuesto, que no estés pensando en comprarte una casa en un lugar fijo para empezar a echar hijos al mundo, “como Dios manda”.

Así que las primeras semanas comenzamos a andar velozmente. Las ideas para comenzar estas andaduras en el mundo del nomadismo digital eran infinitas, pero ninguna nos terminaba de cuadrar.

Transformar el blog. No lo veo.

Iniciar otro blog. Pero de qué. No lo veo.

Crear una revista. No vemos el camino. Procrastinar y más procrastinar. Hacer cosas muchas y variadas pero sin una clara finalidad.

Vuelta a empezar.

En algún punto decidimos aprovechar este espacio que venimos creando desde hace más de dos años para continuar escribiendo sobre viajes -algo que nos apasiona- y ayudar a otras personas a poder cumplir su sueño de realizar un gran viaje.

Antes, durante y después de nuestro primer gran viaje nos hemos ido encontrando con muchas personas que nos decían cuánta suerte teníamos por este viaje. No vamos a negar que tenemos suerte de haber nacido donde lo hemos hecho, de haber tenido todas nuestras necesidades básicas cubiertas siempre, de tener buena salud y una edad favorables.

Eso es evidente. Pero también es cierto que si llegamos a conseguir realizar este viaje fue porque nos lo propusimos y trabajamos duro para conseguirlo.

Nuestra motivación ahora es ayudar a todo aquel que sueñe y desee poderosamente realizar un gran viaje a poder hacerlo realidad.

De una idea a un proyecto tangible

La idea estaba muy bien. La teníamos. Ahora simplemente teníamos que transformar este espacio en algo diferente. Nos planteamos cambiar el nombre al proyecto, pero le tenemos demasiado cariño a todo lo que “el mundo de pe a pa” nos ha traído en este tiempo, así que decidimos quedarnos con él.

Posteriormente, diseñamos un plan de futuro con todo el contenido que queremos compartir para poder ir ayudando a todos aquellos que sueñan con hacer un gran viaje.

Como de costumbre seguiremos compartiendo artículos en nuestro blog sobre los destinos que visitamos en nuestro gran viaje (y en los que están por venir). Además, hemos añadido una sección que hemos llamado “planifica tu gran viaje” donde encontrarás toda la información organizada en un paso a paso que necesitarás para hacer realidad este sueño.

Si a pesar de toda la información lo que necesitas es algo más personal, alguien que se implique un poco con tu historia, que te comprenda y te ayude a crear una hoja de ruta con los pasos que debes seguir para conseguirlo, hemos creado también un servicio de consultaría.

Por último, decidimos que era importante darle una nueva imagen a este proyecto. así que durante estos dos meses hemos trabajado para hacer que la web se viera más limpia, que el contenido estuviera ordenado de la mejor forma y dándole el espacio que se merecían los dos nuevos pilares de este proyecto.

Un nuevo comienzo, una nueva aventura

Y la historia no ha hecho más que empezar.

Hemos recorrido el arduo camino de decidir qué es lo que queremos y dar el primer paso. Ahora nos queda todo lo demás.

A partir de hoy comenzamos a transitar este camino hacia el nomadismo digital. Y se presenta ante nosotros como una gran aventura. Porque aún tenemos mucho que aprender y mucho que hacer para conseguir estar ahí. Empezamos con la ilusión de lo nuevo y la certeza de no equivocarnos porque, pase lo que pase, hemos elegido hacerlo.

Te invitamos a que camines junto a nosotros a lo largo de este nuevo camino.

¡Nos vemos!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

Share This