Cuando planificamos nuestro viaje, la Carretera Austral no formaba parte de nuestro itinerario. De hecho, ni siquiera habíamos oído hablar de ella. Pero mientras viajábamos hacia y por la Patagonia, no parábamos de escuchar a diferentes personas hablarnos mil maravillas de esta ruta chilena.

Todo comenzó con la lesión que Maite se hizo en Ushuaia y que ocasionó múltiples cambios en la ruta que teníamos ideada. Finalmente, después de subir y bajar por el mapa desde Punta Arenas hasta Bariloche y nuevamente a Puerto Natales, optamos por obviar la ruta por Argentina y adentrarnos de lleno en la Patagonia chilena. Tomamos entonces el ferry que navega por los fiordos y terminamos cayendo de lleno en la Ruta 7, comúnmente llamada Carretera Austral. Y sin saberlo entonces, acertamos de pleno.

Durante los más de 1200 km de recorrido de esta ruta, serás acompañado por la Cordillera de los Andes, ríos y lagos de colores que no podrás creer que existen, glaciares al alcance de tu mano, bosques milenarios de árboles gigantes, volcanes y cascadas por doquier. Un lugar que aún conserva la esencia de las antiguas exploraciones de la Patagonia y con una belleza natural prácticamente intacta.

Descubre cómo viven los habitantes de este recóndito lugar del planeta, fascinante con su riqueza natural, flora y fauna que te dejarán con la boca abierta y asómbrate con los majestuosos paisajes que esconde este desconocido lugar.

Si ya se te está haciendo la boca agua y tienes ganas de agarrar tu mochila o tu maleta, acompáñame por los 13 lugares que recorrimos nosotros y que no puedes perderte, más dos bonus de lugares que nos hubiese encantado conocer y termina por sucumbir a sus encantos.

Nota: nosotros comenzamos a recorrer la Carretera Austral desde Sur hacia el Norte (orden en el que está este post), pero obviamente se puede hacer el recorrido inverso (de hecho es el más común) o incluso acceder a diferentes partes del recorrido por cualquiera de los pasos fronterizos con Argentina.

1. Caleta Tortel

Panorámica de Caleta Tortel

Imagina una costa inaccesible, perdida entre la maraña de canales e islas que componen los fiordos de la Patagonia chilena, donde la turba y la roca lo cubren todo. Es allí donde se encuentra el pueblo de Caleta Tortel. ¿Y cómo pudieron levantarlo sobre ese terreno? Pues construyéndolo sobre pilares y pasarelas de madera de ciprés.

Pasarela de madera que da acceso al pueblo.

Todo el pueblo se asienta sobre estacas y sólo se puede acceder a sus “calles” a pie. Un laberinto de escalinatas y pasarelas que invitan a perderse. Sus algo más de 500 habitantes se dedican principalmente a la extracción de madera. Desde aquí comenzamos nuestro recorrido por la Carretera Austral.

Se pueden hacer excursiones hasta la desembocadura del río Baker para visitar la Isla de los Muertos (parece un nombre sacado de Piratas del Caribe, ¿verdad?). En este lugar se encontraron las tumbas de gente que, a principios del siglo XX, había venido a trabajar la madera. Estas personas fueron los primeros que se asentaron en estas costas y existen varias teorías sobre los motivos por los que alrededor de 100 personas perecieron allí.

Algunas de las tumbas que se aún se conservan en la Isla de los Muertos

2. Río Baker

Desembocadura del Baker cerca de Caleta Tortel

Éste es el río más caudaloso de todo Chile y comienza sus 370 km de longitud en el lago Bertrand muy próximo al lago General Carrera.

Sus aguas de un color azul calipso son perfectas para la práctica de deportes como el descenso en kayak, el rafting o la pesca deportiva (la trucha arco iris es el premio gordo).

Aguas azul calipso del río Baker

En un tramo el río Baker se une al Neff de aguas más lechosas, formando un salto de agua de una belleza incomparable, para después desembocar al final de su recorrido entre los fiordos patagónicos junto a la localidad de Caleta Tortel.

3. Lago General Carrera

Lago general Carrera llegando a Puerto Río Tranquilo

Este lago es el más grande de Chile y el segundo de Sudamérica después del lago Titicaca. Sus aguas de color azul calipso son compartidas por Chile y Argentina, donde recibe el nombre de lago Buenos Aires.

Desagua en el lago Bertrand desde el que nace el río Baker. Sus orillas esconden una de las maravillas naturales más curiosas de todo Sudamérica: las Capillas de Mármol.

El General Carrera desde Río Tranquilo

Como curiosidad, en este lago falleció en creador de la conocida marca outdoor The North Face (Douglas Tomkings) mientras practicaba kayak. La embarcación volcó y Tomkings cayó al agua helada del lago, muriendo de hipotermia.

4. Santuario de la naturaleza Capillas de Mármol

Detalle del mármol erosionado

A pocos minutos de navegación desde Puerto Río Tranquilo a orillas del lago General Carrera hallamos unas formaciones de mármol que han sido erosionadas por las aguas, dándole formas caprichosas a la roca.

Algunas de ellas recuerdan a la imagen de una catedral, de ahí su nombre, y que en conjunto con el azul del agua dan al lugar toda la fama que poseen.

5. Reserva Nacional Cerro Castillo

La naturaleza es caprichosa y este es un claro ejemplo de ello. El Parque Nacional Cerro Castillo es un destino perfecto para los amantes del trekking. A 1 hora de distancia desde Coyhaique cuenta con varios recorridos, algunos de ellos de varios días, atravesando bosques y acercándote a espectaculares lagos de montaña.

Cerro Castillo, Chile

 

 

La joya de la corona es el propio Cerro Castillo (2.320 msnm), una mole de roca que dibuja la silueta casi perfecta de un castillo con sus torres sobre el horizonte.

El Cerro Castillo en todo su esplendor

6. Coyhaique

Coyhaique es una joven ciudad, capital de la región y a su vez el núcleo urbano más grande de toda la Carretera Austral. Enclavada en un hermoso valle y rodeada de montañas con nieves perpetuas.

Alrededores de Coyahique

En sus alrededores hallarás infinidad de atractivos naturales, como la reserva Nacional Coyhaique, el río Simpson, la Piedra de Indio o la Muralla China, una espectacular formación rocosa que recuerda a este monumento y que es un lugar perfecto para los amantes de la escalada.

Coyhaique, Carretera Austral

Valle en el que se encuentra la ciudad con el río Simpson

Y, entre tú y yo, las pizzas de Mamma Gaucha están espectaculares. Además, su postre de brownie de chocolate y helado de vainilla es para quitarse el sombrero. Todo bien acompañado de una rica y refrescante cervecita artesanal. ¡Quiero volverrrrrrr!

7. Ruta 240 Coyhaique – Puerto Aysén

Son sólo 67 los kilómetros que separan estas dos localidades, ¡pero qué 67 kilómetros! A lo largo del recorrido vas a encontrarte con majestuosas montañas, ríos y cascadas por todos lados, bosques siempre-verdes y pequeñas poblaciones. Vamos, la Cordillera de los Andes en todo su esplendor. No por nada está catalogada como una de las rutas más hermosas de todo Chile. No vas a parar de alucinar a cada kilómetro que recorras en éste tramo de la Carretera Austral.

Una de las muchas cascadas que acompañan en el recorrido

8. El bosque encantado

Bosque Encantado, Carretera Austral

Inicio del sendero del Bosque Encantado

Si existe en la tierra un lugar donde vivan realmente duendes, gnomos, pitufos o hadas, es éste sin lugar a dudas. Caminar por entre la espesura de este bosque entre sus árboles recubiertos de vegetación, es como sumergirte de lleno en un cuento de fantasía. No puedes parar de mirar de un lugar a otro, esperando sorprender con la mirada a alguna de la criaturas fantásticas salida de los cuentos.

Además, al terminar el recorrido llegarás hasta un lago de montaña junto a una pared de roca en forma de anfiteatro con un bonito glaciar sobre él.

9. Ventisquero Colgante (Parque Nacional Queulat) 

Ventisquero Colgante, Carretera Austral

El Ventisquero Colgante del Parque Nacional Queulat, Fotografía sacada de la página VisitChile.com

Visualiza un enorme glaciar asomándose a un precipicio, a punto de precipitarse al vacío y que derrama sus aguas de deshielo en una serie de espléndidas cascadas. Encajonado entre las montañas y rodeado por frondosos bosques, para terminar al fin formando una laguna de aguas turquesas. Forma una estampa digna de postal donde, además, podrás acampar si lo deseas. Poco más se puede decir.

10. Volcán Chaitén (Parque Natural Pumalín)

Caldera del Volcán Chaiten

Sólo para valientes. En 2008 fue la última vez que entró en erupción el volcán Chaitén pero su cumbre todavía está humeante. Puedes subir hasta la caldera por un sendero que atraviesa un bosque con los “esqueletos” de los árboles que destruyó la erupción. Un ascenso exigente pero que te dejará con la boca abierta cuando veas las vistas desde la cumbre. ¿Te atreves?

11. Sendero de los Alerces (Parque Natural Pumalín)

Los alerces patagónicos (Fitzroya cupressoides) son un tipo de árbol que sólo crece en esta región de los Andes patagónicos, tanto en Chile como en Argentina. Son unos gigantes que pueden llegar a vivir más de 3000 años y medir más de 50 metros.

Alerce

Su madera es muy apreciada para la construcción de tejuelas para revestir las fachadas de las casas en esta región, por ser muy resistente al agua y a los insectos. Debido a la tala indiscriminada casi se llevó a esta especie al borde de la extinción. Por suerte, en el año 1977 en Chile, fue declarado monumento natural y ahora está prohibida la tala de árboles vivos.

Ahora sólo quedan pequeños bosques diseminados. Algunas de éstos se encuentran en la Carretera Austral, donde se pueden contemplar a los majestuosos gigantes.

Alerce milenario, Carretera Austral

Alerce milenario

12. Sector El Río Amarillo (Parque Natural Pumalín)

Pumalin, Carretera Austral

Parque Natural Pumalin

Es uno de los legados que dejo el creador de marca de deportes outdoor The North Face, Douglas Tompkings, con la idea de contribuir a la protección de las últimas áreas silvestres que quedaban en el planeta. En el sector del Río Amarillo puedes acampar frente a glaciares y volcanes, bosques milenarios o pasear por su red de senderos.

13. Pozas termales El Amarillo

Termas del Río Amarillo, Carretera Austral

Termas del Río Amarillo

Ahora toca relajarse un poquito, ¿no? Y qué mejor manera de hacerlo que poniéndote a remojo en unas pozas termales. A lo largo de la Cordillera de los Andes encontramos muchos lugares con pozas termales y la Carretera Austral no iba a ser una excepción. Los baños termales del río Amarillo, cerquita del sector del mismo nombre en el Parque Natural Pumalín, son el mejor lugar para relajarse después de una buena jornada de senderismo.

BONUS

+1 Parque Nacional San Rafael

Glaciar San Rafael, Carretera Austral

Fotografía de Glaciar San Rafael y su laguna sacada de la página de Cruceros Skorpios

Éste es uno de los parques naturales más extensos de la Carretera Austral. Su principal atractivo es la Laguna San Rafael y el glaciar del mismo nombre que desagua en ella. Es uno de los glaciares que se desprenden del Campo de Hielo Norte con un muro de hielo de 2 kilómetros de ancho y una altura de hasta 70 metros. Además, es impresionante observar los icebergs que caen de la pared del glaciar flotando en la laguna.

+2 Glaciar Exploradores

glaciar exploradores, Carretera Austral

Foto del Glaciar Exploradores sacada de la pagina www.carretera-austral.pro

Desde Puerto Río Tranquilo también se accede hasta el Glaciar Exploradores a 52 km de distancia. Al igual que el glaciar San Rafael, éste también fluye desde el Campo de Hielo Norte. Desciende desde el Monte San Valentín, que es el más alto de la Patagonia chilena con sus 4.058 msnm.

El glaciar tiene una longitud de 23 km y un ancho de 3 km. Para visitarlo, se recorre un sendero interpretativo hasta llegar a un mirador. Desde allí se observa una panorámica del glaciar y parte del Campo de Hielo Norte.

No pudimos visitar estos dos últimos lugares de la Carretera Austral, pero nos hubiese encantado y por eso los incluimos en esta lista. Esperemos que algún día podamos volver y quitarnos la espinita clavada.

Y tú, ¿ya has recorrido la Carretera Austral?, ¿qué otros lugares añadirías a esta lista? ¡Déjanos tus sugerencias en los comentarios!