6 ejercicios que te ayudarán a definir tu próximo destino de viaje
Valora este artículo

Hace unos días en el mundo de pe a pa escribimos un artículo sobre cómo elegir destino para un primer gran viaje, en el que te contábamos qué cosas debes de tener en cuenta a la hora de poder elegir ese primer destino de la mejor manera.

Y es que cuando te plantas delante del mapamundi, y con todo el mundo a tus pies donde elegir, sabemos que no es sencillo definir el próximo destino para tu gran viaje, sobre todo cuando es la primera vez que lo haces.

Hoy queremos complementar toda esa información enseñándote 6 ejercicios para definir tu próximo destino.

Para realizar todos estos ejercicios es necesario que agarres una hoja y un boli (o, en su defecto, abras un documento de Word) y te prepares para escribir sin pensar demasiado. Es importante que respondas a estas preguntas de manera honesta contigo mismo.

Recuerda que nadie tiene porqué leer estas respuestas, son solo para ti, así que puedes ser completamente sincero, aunque alguna respuesta te dé un poco de vergüenza.

1. Visualiza tu gran viaje

Es importante que visualices todo aquello que deseas conseguir. Para conseguirlo te invitamos a que cierres los ojos y te imagines de viaje por un par de minutos. Siente que estás realmente de viaje y observa todo a tu alrededor

Cuando vuelvas a abrirlos describe dónde estás. No es necesario que digas un país o una ciudad en concreto. Puedes decir si estás en la montaña, en la playa, en una ciudad, en una casa rural, lugares más genéricos.

Escribe sobre lo que ves, con quién estás, lo que hueles. Cualquier detalle que puedas añadir puede darte pistas sobre el tipo de lugar que te apetece visitar en tu gran viaje. Quizá no te haga señalar ningún lugar en particular, pero para eso haremos los siguientes ejercicios.

2. Haz una lista con tu top 10

Después de haberte visualizado viajando, te proponemos que elabores una lista con tu top 10. Sin darle muchas vueltas a la cabeza, ve anotando en un papel los países, ciudades, regiones, actividades o lugares concretos que deseas visitar.

Es importante que escribas lo primero que te viene a la cabeza. ¡No intentes engañarte! En el fondo tú sabes que lo que estás pensando es lo que más deseas. Así que adelante, anótalo en un papel y continúa con el siguiente ejercicio.

3. Define los objetivos de tu gran viaje

Es importante que te preguntes para qué quieres viajar, cuál es o cuáles son los objetivos de tu viaje.

¿Pretendes descansar, por ejemplo? Después de un largo año de trabajo, te vas a tomar unas vacaciones increíbles y lo que menos ganas tienes es de pasarte todo el día corriendo de un lugar a otro. Quizá te tienta la posibilidad de poder pasar tiempo leyendo en una hamaca, bañándote en el mar o lo que sea que hagas para relajarte.

¿O, en cambio, estás harto de la rutina y buscas en tu viaje conseguir muchos estímulos y experiencias nuevas?

Puede ser también que necesites hacer este viaje solo, porque estás cansado de estar rodeado de la misma gente y quieres conectar contigo mismo. O quizá estés cansado de estar siempre con el mismo tipo de gente y lo que te apetece es nutrirte de personas diferentes.

¿Disfrutas con la gastronomía y quieres probar todos los platos típicos? ¿Estás en una búsqueda espiritual y te interesa hacer algún tipo de retiro?

¿Te gusta la ropa y quieres conocer más sobre la ropa tradicional de cada lugar? ¿O un recorrido por las danzas del mundo?

Las opciones son muchas. Deberás encontrar las tuyas.

Una vez que tengas más o menos claros los objetivos de tu viaje, vas a tomar la lista con tu top 10 y comenzarás a asignar puntos a esos destinos. Le asignarás 3 puntos a los 3 lugares que estén más alineados con tu objetivo, 2 puntos a los dos siguientes y 1 punto al siguiente. Los demás quedarán sin puntuación de momento.

4. Decide qué quieres hacer durante tu viaje

¿Qué actividades son las que más te llaman la atención? Responde honestamente. ¿Tienes ganas de ver museos o de andar por la naturaleza? ¿Prefieres leer un libro tranquilamente o hacer deportes de aventura? ¿Estás buscando conocer lugares Patrimonio de la Humanidad o hacer compras en un centro comercial?

Estas opciones no son excluyentes. Pero estaría genial si hicieras una lista de las actividades principales que quisieras realizar durante tu gran viaje. Esto puede ayudarte a definir tu destino, ya que por ejemplo no vas a encontrar muchos museos en el medio del Amazonas o naturaleza exótica en el centro de Roma.

Al igual que has hecho en el ejercicio anterior, vas a asignar puntos a los destinos en función de cuánto se ajustan a tus preferencias. Así, asignarás nuevamente 3 puntos a los que tengan más relación con las actividades que quieras hacer, 2 puntos a los dos siguientes y 1 punto al último.

Si en el ejercicio anterior hay algún destino que ha quedado sin puntos y, por ejemplo, ahora ves que tiene mucha relación con las actividades que quieres hacer, deberías darle los 3 puntos. Cuanto más honesto seas mejor.

5. Define los tiempos de tu gran viaje

¿Cuánto tiempo quieres o puedes viajar? Es importante que definas cuánto tiempo va a durar tu viaje para poder también definir un destino. Puede ser un mes, dos meses, un año o simplemente saber que será sin fecha de final definida.

Además, debes definir la velocidad a la que vas a viajar o cuánto tiempo quieres quedarte en los lugares. ¿Vas a quedarte 2 días en cada lugar o quieres tener la posibilidad de quedarte semanas si estás a gusto allí? Por ejemplo, si dispones de 6 meses y quieres dar la vuelta al mundo, tendrás que pasar mucho menos tiempo en cada lugar que si viajas durante un año en el Sudeste Asiático.

De alguna manera, la combinación de estos dos factores te ayudará a definir qué lugar es más conveniente para realizar tu viaje.

Continuamos con el ejercicio de la puntuación de destinos. Habrá lugares que te encajen a la perfección en todo, pero que estén muy lejos o que no tengas el tiempo que deseas para recorrerlos de la forma que te gustaría. Así que pasamos a la última ronda de votación.

Asignarás 3 puntos a los lugares que sea más factible ir en cuestión de tiempos, 2 puntos a los dos siguientes y 1 punto al último.

6. Márcate un presupuesto para tu gran viaje

Es cierto que hay muchísimas formas de viajar barato y que no hace falta ser millonario para viajar. Pero no es menos cierto que sí hace falta algo de dinero para hacerlo.

Es por eso que, dependiendo del presupuesto que cuentes, podrás visitar ciertos lugares o quizá no. En el cálculo de tu presupuesto es importante que tengas en cuenta absolutamente todos los gastos que se deriven del viaje: visados, seguro de viaje, transporte hasta el destino, alojamiento, comida, transporte en el destino, excursiones, etc.

Porque quizá te sale muy barato volar hasta allí, pero luego te arrancan la cabeza con el precio del alojamiento. O, al revés, es un destino donde todo es muy económico, pero te sale un dineral el vuelo. Deberás ir contrastando tus opciones teniendo en cuenta tu presupuesto.

Recuento

Una vez que hayas llegado aquí tendrás, como poco, un top 4 de destinos. Te vamos a dar el comodín para que puedas asignarle un punto más a algún destino que quieras que “desempate” con otro, porque sí, porque a ti te apetece.

Así que ahora con este top 3 o 4 (si tú quieres acotarlo más, también puedes hacerlo), deberías responder a las siguientes preguntas:

¿Cuánto dinero dispones para viajar? ¿Cuánto serán aproximadamente todos los gastos previos para ese destino? ¿Y los gastos en el destino?

Al responder estas preguntas para los distintos destinos, podrás hacer una comparativa realista entre ellos en función del presupuesto que tengas para este viaje.

6 ejercicios que te ayudarán a definir tu próximo destino de viaje  

Finalmente, una vez realizados todos los ejercicios y habiendo tomado en cuenta todos los factores que influyen en tu decisión sobre dónde viajar, eres tú el que deberá tomar la decisión.

Por otro lado, ten en cuenta que según el tiempo del que dispongas para realizar tu gran viaje, es posible que no sea necesario que definas una ruta exacta de este gran viaje. Simplemente piensa en una zona que te gustaría recorrer o un par de países y define cuál será el punto de comienzo.

Si quieres también puedes pensar algunos puntos que no quieres perderte. Pero no te obsesiones con cumplir un esquema muy estricto del viaje, ni ceñirte únicamente a lo que has pensado en esta fase. Sé consciente que nada debe ser definitivo, que todo lo puedes cambiar a tu gusto y según el momento. 

Esperamos que estos 6 ejercicios con los que elegir un destino para tu gran viaje te hayan sido de utilidad, no dudes en consultarnos cualquier duda que tengas en los comentarios o hacernos alguna sugerencia.

Y si te ha gustado este post siéntete libre de compartirlo en tus redes sociales.

Y puedes seguir leyendo artículos como este en nuestra sección para planificar un gran viaje mochilero.

Un saludo mochilero.

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

¡DESCARGA TU GUÍA GRATUITA!

Resuelve todas tus dudas sobre el gran viaje mochilero de tus sueños y comienza a caminar hacia él

*

You have Successfully Subscribed!

Share This